Publicaciones de la categoría: Región del Golfo

Restauración natural en Picadas petroleras

 

Disturbio antrópico por la actividad petrolera

Disturbio antrópico por la actividad petrolera

Restauración natural en Picadas petroleras

La Ecología de la restauración, una disciplina que no lleva más de 6 años en el mundo y que busca imitar los procesos de la naturaleza para restaurar los ecosistemas naturales. Investigadores analizan la revegetación de zonas patagónicas donde las actividades antrópicas vinculadas al petróleo han generado disturbios en los ecosistemas.

Anuncios

En Chubut llueve hasta un 50 % menos

05/02/2012 2:00 AM
Según el INTA, en Chubut llueve hasta un 50 % menos
Según el documento, “las precipitaciones fueron inferiores durante 2011 en comparación con el promedio histórico”.
El año pasado, en la Comarca de la Meseta Central llovió un 50 por ciento menos que el promedio histórico. Así lo advierte el último informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria que da cuenta de la evolución de las precipitaciones en toda la provincia y las compara con los valores tradicionales. Según el documento, “las precipitaciones fueron inferiores durante 2011 en comparación con el promedio histórico”.

El año pasado fue el quinto consecutivo de lluvias “inferiores a las normales” y este fenómeno “está afectando seriamente a la ganadería ovina, bovina y caprina, que consumen el forraje de los pastizales naturales”.

El INTA considera que el sostenido proceso de sequía “también está afectando las aguadas naturales y los mallines, donde la reducción de lluvias afecta el normal ciclo hidrológico”. En la zona cordillerana, “las condiciones naturales permiten la ocurrencia de incendios que destruyen nuestros bosques naturales”.

Según el informe, Trevelin fue la localidad que más sufrió la baja de lluvias, medidas en milímetros caídos: en 2011 las precipitaciones fueron un 53, 2 por ciento menores a las de 2011; en este ranking crítico le siguen Paso de Indios, con un 50,3 por ciento menos; Telsen, con casi un 47 por ciento, y Esquel, con un 44,4 por ciento. En cuanto al Valle, en Trelew cayó un 28,3 por ciento menos de lluvia; en el Dique Florentino Ameghino un 25,2 por ciento y en Puerto Madryn, casi un 20 por ciento menos.

En la introducción , el organismo nacional recuerda que “desde 2007 se ha presentado una intensa sequía en Chubut que afectó severamente la producción agropecuaria de la región árida y semiárida”. En este escenario, la ganadería ovina y bovina se desarrolla “aprovechando las aguadas naturales y la producción forrajera de los pastizales naturales”. Sin embargo, el cóctel de sequía más la caída de ceniza complica mucho el panorama productivo y social de la meseta. En Chubut, el INTA posee un Sistema Agrometeorológico compuesto por 17 centrales meteorológicas que proveen información actualizada.

De acuerdo a los datos, en la Comarca VIRCH – Valdes, que incluye los departamentos Biedma, Rawson, Gaiman y Florentino Ameghino, hay “una reducción de precipitaciones del 20 por ciento en Puerto Madryn y el 28,3 por ciento en Trelew”. Dentro de los valores mensuales se destaca la lluvia ocurrida en octubre de 2011, “que supera largamente las ocurridas históricamente en ese mes”.

En cuanto a la Comarca del Río Senguer – Golfo San Jorge (departamentos Escalante, Sarmiento, Río Senguer y Tehuelches), la cantidad de milímetros de lluvia descendió cerca de un 8 por ciento. Según el INTA, “ los valores de abril fueron significativamente más altos que la media histórica”.

Respecto a la Comarca de la Meseta Central, que abarca los departamentos Telsen, Gastre, Mártires y Paso de Indios, se trató de la postal más seca: la lluvia en la zona central de Chubut disminuyó entre un 25 y un 50 por ciento en 2011 respecto al promedio histórico. Los datos asustan: el promedio tradicional de Paso de Indios es de 180,2 milímetros anuales. El año pasado llovieron 89,6. O Telsen, donde el porcentaje histórico es de 204,4 milímetros y el año pasado se registraron apenas 108,5.

En la Comarca de los Andes, con los departamentos de Cushamen, Futaleufú y Languineo, “las precipitaciones ocurridas disminuyeron el 50 por ciento del valor histórico medio”. La baja ocurrió en el invierno y primavera de 2011. En esta región figura el bajón más pronunciado, que se llama Trevelin: su promedio histórico es de 1.038 milímetros anuales y en 2011 ese registro trepó apenas a los 475,1.

Ferias: alternativas de comercialización

Ferias francas, alternativas a la comercializacion

 

Macro túnel: construcción

Macrotúnel

Cortavientos con malla plástica

Cortavientos con mallas plásticas, INTA

 

La biodiversidad costera. Conservando los recursos naturales desde el nivel inicial

Manual para docentes

La biodiversidad costera patagónica

http://www.patagonianatural.org/attachments/181_Manual%20Conservando%20los%20recursos%20naturales.pdf

Grandes unidades de vegetación de la Patagonia extra andina

Chubut, flora, unidades de vegetación, Patagonia Extraandina, JBPE

http://www.agro.uba.ar/users/paruelo/Publicaciones/Leon%20et%20al%20-%20Ecologia%20Austral%201998.pdf

Situación ambiental de la estepa patagónica

Situación ambiental de la estepa patagónica

http://www.fvsa.org.ar/situacionambiental/Patagonia.pdf

Flora de la estepa: Patagonia extra andina

Flora de la estepa

http://www.patagonianatural.org/attachments/189_Flora%20de%20la%20Estepa.pdf

Tamarisco: Invasión de una planta exótica

Tamarix sp. (Salt Cedar)

Invasión de una planta exótica

 Una de las más significativas amenazas a la biodiversidad es la invasión de plantas exóticas. El reemplazo de especies nativas, interrupción en los ciclos de nutrición y en los ciclos de fuego y los cambios en la sucesión de plantas son algunos de los efectos que pueden tener las especies no nativas sobre un ecosistema. Sin embargo, algunas especies exóticas tiene poco efecto sobre el habitat natural. En la actualidad hay miles de especies exóticas en nuestro país, muchos de los cuales fueron introducidos intencionalmente y otros no.

Tamarix fue introducido en los Estados Unidos en los años 1800. Originalmente se creyó que los españoles fueron responsables por la introducción del tamarisco, o ‘salt cedar’, pero ahora se cree que viveristas vendieron la planta a Old American Nursery en Philadelphia (Di Tomaso 1998) Sin embargo el género obtiene su nombre por el Río Tamaris en España que contiene muchos arbusto y pequeños árboles nativos del oeste de Europa Por lo menos tres especies de Tamarix fueron vendidos en 1854 para ser utilizado como rompe vientos, sombra, fijación de lechos de arroyos para evitar la erosión y/o para arbustos ornamentales

El tamarisco fue primero visto como planta naturalizada en los Estados Unidos en 1870 (Di Tomaso 1998) y entre 1935 y 1955, ocurrió la mayor invasión (Christensen 1962). Hoy, el Tamarix es uno de las especies más extendidas en zonas ribereñas en el Sudeste de EE.UU.

El Tamarx es de la familia Tamaricaceae que consiste en 90 especies diferentes. De estas 90 especies solo 8 han sido introducidos en los Estados Unitos y de éstos solo 2 posan una significativa amenaza al ecosistema natural del Sudoeste: Tamarix parviflora y Tamarix ramosíssima. Según algunos botánicos , y debido a su morfología, la especie Tamarix ha sido difícil clasificar y aún consideran no terminada esta clasificación.

El Tamarisco es un arbusto o arbolito caducifolio
que crece extremadamente bien en zonas ribereñas – a lo largo de arroyos y bordes de lagos.
Las raíces del Tamarix se extienden en el suelo
muy profundamente y dependen del agua subterránea – pero la naturaleza facultativa es esta planta hace que, potencialmente, pueda obtener agua de otras fuentes, por ejemplo produciendo raíces adventicias. Esto permite que el tamarisco habite áreas donde la capa freática es inaccesible o no existe. Los individuos adultos son increíblemente tolerantes a una serie de condiciones de stress tales como el calor, el frío, sequía e inundación y a altas concentraciones de sólidos disueltos (sodio por ejemplo)

Tamarix ramosissima :es una planta ideal para zonas costeras ya que vive bien en suelos pobres arenosos y resiste a la sal. Tiene follaje plumosos, de color verde claro y espigas muy vaporosas de flores rosadas o blancas.

Tamarix parviflora: es una especie originaria del ámbito del Mar Egeo y los Balcanes y presumiblemente del Norte de Africa. Es muy cultivada con fines ornamentales. Se multiplica por esquejes de madera del año. Soporta climas muy variados. Permite muy bien la poda. Es planta indicada para zonas próximas al mar, pues tolera muy bien los ambientes salinos..

Tamarix gallica

El Tamarix gallica es originaria del oeste de la zona mediterránea, llegando hasta Inglaterra y el Sahara. Es un arbusto o arbolito caducifolio de hasta 6-8 m. De altura, con la corteza agrietada, pardusca. Ramaje delgado y flexible, algo llorón. Hojas alternas, escamiformes, de forma ovado-agudas, muy pequeñas, dispuestas abrazando las ramitas. Son de color verde glauco. Flores pequeñas dispuestas en racimos de espigas de color blanco o rosado que nacen sobre las ramillas del año y que aparecen al mismo tiempo que las hojas. Se multiplica por semillas, por retoños y por esquejes. Soporta climas muy variados y aguanta bien el frío intenso. Es planta indicada para zonas próximas al mar, incluso en primera fila, pues tolera muy bien los ambientes salinos.

Las plantas halófitas – las plantas de suelos salinos, compensan la salinidad del suelo absorbiendo muchas sales; la concentración salina del citoplasma supera la del suelo. Algunos plantas, entre ellas el Atriplex (nativa) y Tamarix, disponen de glándulas especiales para la eliminación de sal, por eso durante el día se ven cubiertos de un polvo gris formado por cristales de sal; por la noche dan impresión de verdor y de estar cubiertos de rocío porque la sal en su superficie incorpora vapor.

Una vez establecido el Tamarix tiene cuatro efectos/impactos ambientales: 1) aumenta la salinidad del suelo, 2) aumenta el consumición de agua, 3) aumenta la incidencia de fuegos en medios naturales y aumenta la frecuencia e intensidad de inundación.

En general, al ir secándose con el tiempo los floodplains* (planicies anegadizas) , el tamarisco asume una mayor dominancia debido a su alta tolerancia a la sequía con respecto a las plantas nativas. Además los tamariscos tienen la habilidad de multiplicarse vegetativamente – una vez instalados no hay más lugar para las plantas nativas. Además, como la presencia del tamarisco tiende a aumentar la salinidad y tomar los sólidos del suelo (sodio, hierro, calcio etc) que luego secretan a través de sus glándulas salinas o dejando caer sus hojas. Esto tiene un efecto alelopático haciendo que las plantas circundantes no puedan crecer en estas altas concentraciones de sal. Se sabe que el Tamarix (Salt Cedar) puede tolerar 36.000 ppm de sal, mientras que las especies nativas de estas planicies inundables, (en Estados Unidos) como el Salix o Populus deltoides solo pueden tolerar hasta 1.500 ppm.

También en Mendoza esta empezando a verse como planta invasora al tamarisco. Pero por lo general no se la considera como peligrosa -al menos no por ahora y no en nuestras costas marítimas.

*Las comunidades en los humedales (floodplains), a pesar de su proximidad a los ríos, están clasificadas como pertenecientes a sistemas palustres El criterio es que las comunidades ribereñas están expuestas al agua que fluye, mientras que los sistemas palustres contienen agua más o menos estancada. Los humedales ofrecen varios beneficios a la sociedad, especialmente su capacidad de controlar o al menos minimizar los efectos de inundación. Mientras un río esté contenido en su cauce, limitado a un canal, la altura y velocidad del río crece rápidamente en casos de lluvias torrenciales. Sin embargo, en cuanto el agua del río excede su cauce y entra al humedal se ve forzado a desparramarse, perdiendo de ésta manera gran parte de la velocidad y su capacidad destructiva.

La consumición de agua es el área más estudiada /investigada de la biología del Tamarix debido al enorme interés que hay en conservar el agua en todo el Sudoeste de los Estados Unidos. Lo que el tamarisco consume de agua es generalmente considerado muy elevado, pero los índices de evapo-transpiración varían a lo largo del día. Los estomas están abiertos al amanecer, cuando está más fresco y húmedo. Se ha sugerido que el relativamente alto nivel de evapo-transpiración es el resultado de las glándulas salinas y no de los estomas. En general, cuanto más tiempo haya estado la comunidad invadida por el tamarisco, más bajo se encuentra el nivel acuífero.

Los incendios son más frecuentes en comunidades que tienen cantidades de tamariscos. La naturaleza caduca y la mayor densidad de la población tiene el efecto de ‘echar leña al fuego’ en las zonas infestadas.

ALGUNAS ESTADÍSTICAS: Entre 1981 y 1992 incendios destruyeron 35% de zonas infestadas con tamariscos en el humedales del Río Colorado. En este tiempo, 2% de las especies nativas fueron destruidas. El Tamarix es una especia adaptada al fuego con mecanismos de recuperación mucho más eficientes que los de la mayoría de las especies nativas. El tamarisco por lo tanto prospera después de un incendio y rápidamente ocupa nichos que alguna vez fueron ocupados por especies nativas.

Se ha encontrado correlación entre altas concentraciones de tamarisco y aumento de inundaciones. A medida que crecen estas comunidades y aumentan su densidad, hacen más angostos los canales/cauces por donde pasa el agua, el índice de agua que fluye crece y las posibilidades de inundaciones aumentan. El agua con frecuencia es obligada a ocupar zonas que por lo general no sufren los efectos de agua en movimiento. El resultado es erosión y sedimentación que a su vez aumentan las posibilidades de inundación en zonas ribereñas.

FACTORES QUE PROMOCIONAN LA PROPAGACIÓN (INFESTACIÓN).

Hay un número de factores que contribuyen a la infestación del tamarisco. Los desmontes, trabajos agrícolas y el sobre-pastoreo, parece crear la condiciones optimas para la infestación del tamarisco. Tanto los desmontes como el off-roading * dejan disturbancias en el entorno natural que crean áreas denudadas que son optimas para la infestación. Uno de los más importantes es el desarrollo del programas de manejo de agua que por lo general afectan los cursos naturales: la construcción de reservorios, diques, desvíos de ríos, proyectos de irrigación …todos interrumpen el natural fluir de los ríos. Con frecuencia estas interrupciones crean condiciones no favorables para la colonización y regeneración de especies ribereñas nativas (EE.UU), tales como los sauces y los álamos debido a los bajos niveles de agua y los altos niveles de salinidad.

PERO …

. En Chubut se está utilizando el Tamarix para la revegetación de áreas disturbadas por la actividad petrolera en la Patagonia extrandina.

La actividad petrolera en la región Patagónica Argentina iniciada a principios del siglo pasado (1900) fue uno de los pilares de su desarrollo económico y social La explotación de este recurso no renovable se desarrolló con una intervención directa sobre el ecosistema por construcción de caminos, plataformas, piletas, etc., que produjo disturbios en el mismo. En algunos casos, las áreas fueron disturbadas por fallas ocasiones como los derrames ocurridos por roturas de oleoductos. Los disturbios afectan la calidad del suelo, la topografía del lugar, la cobertura vegetal del pastizal natural, y por lo tanto, el paisaje.

En el caso de los derrames de petróleo, una intervención rápida que realice la menor remoción del área es clave para asegurar una mayor velocidad de recuperación hacia una situación deseada o similar a la inicial. Además, la rápida recomposición de la cobertura vegetal disminuye los riesgos de procesos erosivos.

La re-vegetación es una alternativa para lograr dicho propósito. Debido a las condiciones de aridez que presenta la región Patagónica Extra-andina (200 mm de precipitaciones anuales, gran amplitud térmica, fuertes vientos provenientes del oeste e inviernos fríos con temperaturas inferiores a los 0º C) en áreas donde el único aporte de agua es a través de las precipitaciones, la plantación de especies arbustivas y arbóreas es una técnica viable para la recomposición de la cobertura vegetal del pastizal.

Las especies que se llevaron a plantación en una zona de la Cuenca del Golfo San Jorge, Chubut que presentaba distintos tipos de disturbios entre ellos derrames de petróleo, suelos decapitados, etc. ,fueron las siguientes:
Atriplex lampa, Grindelia chiloensis, Colliguaya integérrima (duraznillo) y Atriplex sagittifolia (arbustivas nativas); Tamarix gallica y Eleagnus angustifolia (arbóreas introducidas naturalizadas); Atriplex semibaccata (arbustivas introducidas naturalizadas): Atriplex nummularia (arbustiva introducida no naturalizada); Melaleuca spp. y Eucaliptus camandulensis (arbóreas introducidas.)

Las especies que presentaron porcentajes de establecimiento cercanos al 50% fueron: Tamarix gallica (63%) y Atriplex sagittifolia. Grindelia chiloensis (46 %) Eleagnus angustifolia (46%)

(Extraído de un trabajo Convenio YPF S.A. y el INTA Chubut y YPF S.A.)

http://www.gruposjardin.com.ar/vertext.php?id=56&palabra=

A %d blogueros les gusta esto: