Publicaciones de la categoría: Agua

Paisajismo: Drenajes naturales, una solución ecológica e innovadora Este sistema de drenaje crea las condiciones para que el agua se reabsorba de forma natural en el suelo, alimentando así el nivel freático.

Este concepto, todavía poco conocido pero muy utilizado entre los paisajistas, es una de las muchas estrategias de la red europea de infraestructura verde, implementada por la Comisión Europea, y constituye un factor clave en toda política de ordenación territorial para 2020. Esta importancia se debe a que los sistemas de drenaje natural son sostenibles, inteligentes y económicos. Permiten el reaprovechamiento del agua y una gestión responsable de los recursos hídricos, a la vez que mejoran los ecosistemas y la biodiversidad tanto en un entorno urbano como rural.

 

 

Cómo parquizar con menos agua Leer más →

Plan de abandono de canteras y picadas en la cuenca del Golfo San Jorge – Patagonia Argentina

 

Plan de abandono de canterasy picadas en la cuenca del Golfo San Jorge -Patagonia Argentina

Jorge Luis Luque, Nicolás Francisco Ciano,Viviana Nakamatsu( INTA EEA Chubut )

César Vicente y Carlos Lisoni( Repsol-YPF Unidad Económica Cañadón Seco )

La recuperación natural de áreas disturbadas por distintas actividades antrópicas en ambientes áridos y semiáridos, hacia su condición inicial, o similar aldel pastizal previo al disturbio, es un proceso sumamente lento, y en la mayoría de los casos, improbable e incierto. La degradación que ha operado sobre ellos no sólo ha disminuido drásticamente la cobertura vegetal, y con ello, la composición específica de las distintas comunidades vegetales, sino que también afectó la composición textural del suelo, principalmente en los primeros centímetros.Este cambio textural afecta el balance hídrico del sistema (lo cual disminuye la disponibilidad deagua para el establecimiento de la vegetación), produciendo además compactación y encostramiento. Esto afecta el establecimiento natural de la vegetación, que no encuentra “micrositios” adecuados para su reclutamiento. Por lo expuesto, la inducción de los procesos de recuperación mediante prácticas conservacionistas es fundamental para favorecer el establecimiento de la vegetación, y deesta manera, acelerar los procesos naturales de sucesión vegetal.La actividad petrolera iniciada a principios de sigloen la región Patagónica ha sido uno de los pilares desu desarrollo económico y social. Al ser una actividad extractiva, se desarrolla con una intervencióndirecta sobre el ecosistema, produciendo disturbios enel ambiente, que alteran la estructura y funciónde los recursos naturales (Ciano 2001). Dos de las actividades que principalmente han impactadonegativamente sobre el suelo y la vegetación, son laextracción de áridos mediante la construcción decanteras y la apertura de picadas durante la etapade exploración. Aunque la difusión de sistemas degestión ambiental y la nueva tecnología utilizadaen las etapas de exploración han minimizado elimpacto sobre los recursos naturales, no se cuentaactualmente con una propuesta tecnológica para el abandono de las picadas y canteras una vez que finaliza su utilización. A través del Convenio de Vinculación Tecnológica entre INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y REPSOL YPF S.A., se vienen desarrollando desde 1993 trabajos de investigación, experimentación adaptativa y recuperación de áreas, abordando distintas problemáticasrelacionadas al impacto de la actividad sobre los recursos naturales.

En este marco, el plan de trabajo iniciado en el 2001 en la cuenca del Golfo San Jorge tuvo como

finalidad la elaboración de pautas y recomendaciones para el abandono de canteras y picadas, con el objetivo de modificar la topografía para adecuarla alos parámetros paisajísticos del sitio, atenuar los procesos erosivos para disminuir el riesgo de degradación del suelo, y recomponer la cobertura vegetal para recuperar la estructura y la funcionalidad de los pastizales. Conrespecto a la recuperación de la estructura y funcionalidad de los pastizales naturales de nuestra zona, se basó en dos estrategias: aumentar la rugosidad del terreno mediante laboreos conservacionistas para favorecer los procesos biológicos y recomponer el banco de semillas del suelo,favorecer y acelerar el restablecimiento de la cobertura vegetal mediante laboreos que favorezcan elrepoblamiento natural, y prácticas de siembra y/o plantación con especies vegetales nativas y/onaturalizadas (principalmente pastos y arbustos)…

El informe completo en: http://inta.gob.ar/documentos/plan-de-abandono-de-canteras-y-picadas-en-la-cuenca-del-golfo-san-jorge-patagonia-argentina/at_multi_download/file/INTA%20-%20Canteras%20abandono%20petr%C3%B3leo.pdf

INTA – Canteras abandono petroleo

 

Impacto extractivista

Impacto extractivista

“Existen protestas mapuches por la contaminación de sus aguas y la falta de consentimiento indígena para el funcionamiento de empresas en su territorio”. También menciona a los “grupos ambientales” movilizados por los peligros del fracking y recuerda que el pueblo mapuche está presente en Río Negro, Chubut y La Pampa. La Confederación Mapuche de Neuquén contabilizó al menos 29 comunidades que viven sobre la formación Vaca Muerta.

Aislan gen que tolerará sequía y salinidad. Conicet, Argentina.

  AVANCE CIENTIFICO QUE MULTIPLICA LA PRODUCTIVIDAD DE CULTIVOS

La ciencia vence a la sequía

Investigadores del Conicet y la Universidad del Litoral, con aportes privados, lograron aislar un gen que permitirá mejorar la tolerancia de los cultivos a la sequía y la salinidad. CFK elogió el logro, patentado por dichos organismos.

Un grupo de investigadores del Conicet y de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) logró aislar un gen que permitirá a las plantas tolerar mejor el estrés hídrico y salino, duplicando la productividad. El descubrimiento implicará una notable mejora, a partir de su implementación, en los principales cultivos del país, como soja, maíz y trigo. Además, por regalías sobre patentes, ambas entidades recibirán unos 75 millones de dólares. “Si se adapta esta tecnología en todo el mundo, con tan sólo los cultivos de soja se obtendrían unos 2500 millones de dólares en concepto de regalías por campaña”, señaló ayer entusiasta la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, durante una videoconferencia que realizó desde la Casa de Gobierno en simultáneo con el predio de Tecnópolis, en donde se encontraban el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, y la directora del proyecto, Raquel Chan.

Con tono distendido, la mandataria felicitó a “las neuronas” puestas a trabajar en este proyecto investigativo que se inició en 2008. “La felicito por la investigación y por ser una mujer”, dijo CFK en referencia a la doctora Chan, a quien pidió que explicase el descubrimiento. “El proceso consistió en identificar un gen, dentro de un universo de más de 50.000 distintos, que dé respuesta a la adaptación de la planta, como la tolerancia a la sequía. Este gen permite aumentar la productividad en condiciones de sequía y también normales”, resumió Chan. La investigadora destacó la diferencia de este descubrimiento respecto de otros que existen en el mundo, los cuales sufren una penalización, esto es que en condiciones normales hace que caiga la productividad del cultivo. El nuevo descubrimiento “no sólo no genera merma en el rendimiento frente a las lluvias, sino que potencia la productividad de la planta en ese escenario”.

El desarrollo fue posible gracias a la unión pública privada del Conicet, la UNL y la empresa Bioceres y se estima que el producto estará en el mercado entre 2014 y 2015. La patente del descubrimiento es propiedad conjunta del Estado, a través de la titularidad del Conicet y la UNL, y se licencia su uso y explotación a la empresa Bioceres por veinte años. Cristina agradeció a los representantes de la compañía que invirtieron en el desarrollo de la investigación. También participó la firma estadounidense Arcadia.

En materia de beneficios económicos para el país se estima que, de mantenerse los valores de la cosecha 2010-2011 para soja, maíz y girasol y considerando un aumento del rendimiento del 20 por ciento más un 5 de incremento de la superficie cultivable, el valor de la cosecha podría alcanzar los 40.600 millones de dólares. Esto representa un aumento de cerca de 10.000 millones de dólares y está calculado en base a los promedios de superficies cosechadas, el rendimiento por hectárea y el precio por tonelada de los últimos años. El aumento del rendimiento de esta nueva tecnología oscila entre el 10 y el 100 por ciento, dependiendo del tipo de cultivo, la calidad del mismo y el lugar donde se produzca, así como también de los factores climáticos.

La Presidenta recordó que el descubrimiento “es el resultado de los recursos volcados por este gobierno y el anterior”. El equipo de Chan recibió subsidios de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica del Ministerio de Ciencia, a partir del cual identificaron el gen. Luego el Conicet y la UNL se asociaron a la empresa Bioceres para generar una patente y posterior comercialización del descubrimiento. Ambos organismos estatales recibirán en concepto de regalías un porcentaje por cada semilla vendida una vez que se comercialice. “Ya que permite reducir el estrés de las plantas, habrá que seguir investigando para ver si se puede evitar el estrés de la gente, sobre todo de algunos gobernantes”, se despidió CFK.

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-188569-2012-02-29.html

Antártida: un lago a 4.000 metros de profundidad

13.02.2012 | lo encontraron los rusos bajo la estación vostok

Un lago a 4000 metros bajo la Antártida

 Formado hace 40 mil millones de años, tiene 300 kilómetros de largo. La temperatura en ese lugar es de 89,2 grados bajo cero, similar a la de Marte, de 90 grados bajo cero. Se estima que tiene el agua más pura y antigua del planeta.

 El hallazgo del lago Vostok bajo cuatro 4000 metros de hielo es el primer paso para el descubrimiento de vida en otros planetas, como Marte, donde las condiciones son similares a la antártica, aseguró a el jefe de la expedición antártida rusa.

“En la estación rusa Vostok la temperatura desciende hasta los 89,2 grados, cuando en Marte es de 90 grados bajo cero”, afirmó Valeri Lukín, subdirector del Instituto de Investigaciones Árticas y Antárticas (IIAA).
El científico ruso destaca que “los equipos utilizados para perforar el hielo que cubría el lago y diseñados con ese único fin por el Instituto de Ingeniería de Minas de San Petersburgo han sido un éxito, por lo que esa tecnología podría ser utilizada ahora para explorar otros planetas”.
“El lago de la vida”, como ya ha sido bautizado entre la comunidad científica y que tiene cerca de 300 kilómetros de largo, 50 de ancho y casi 1000 metros de profundidad en algunas zonas, podría acoger el agua más pura del planeta, y especies desconocidas o muy ancestrales.
“Probablemente se trate del agua más pura y antigua del planeta. No tenemos pruebas directas, pero sí datos de que la superficie será estéril, aunque en el fondo del lago habrá formas de vida como termófilos y extremófilos (microorganismos que viven en condiciones extremas)”, comentó.
Lukín revela que los expedicionarios rusos, cuyas perforaciones hasta alcanzar la superficie del lago duraron más de 20 años, encontraron “rastros del ADN de termófilos” a unos 3600 metros de profundidad, por lo que es probable que haya vida en esa masa de agua líquida formada hace 40 millones de años.
“Si no hallamos nada, eso también sería un hallazgo. Pero si se encuentra algún organismo, podremos seguir el proceso de evolución de especies vivas que no tuvieron ningún contacto durante muchos miles de años con la atmósfera terrestre”, dijo.
El científico también está convencido de que el Vostok será un “interesante polígono” para estudiar los medios de acceder a las zonas polares de Marte y el satélite de Júpiter, Europa, que acoge una gran capa de hielo y muy posiblemente agua. “Y ya que hay agua, significa que hay que buscar vida”, insistió.
Según Lukín, los resultados de la exploración del lago antártico serán también fundamentales para el estudio del cambio climático en la Tierra durante los próximos siglos, ya que el Vostok es una especie de termostato aislado del resto de la atmósfera y de la superficie de la biosfera durante millones de años.
Varios expedicionarios rusos hibernarán en la estación, pero nadie tocará el lago hasta diciembre próximo, cuando se reanudará la expedición.
“Si todo va bien, traeremos muestras del agua congelada a Rusia en mayo de 2012. Ahí sabremos si el Vostok es hogar de nuevos microorganismos, bacterias o nada”, dijo.
El jefe de la expedición antártica reconoce que algunos científicos y especialistas occidentales se han mostrado “escépticos” con el descubrimiento y con el peligro de que los rusos infecten el santo grial del lago, saturado de oxígeno con unos niveles de concentración 50 veces superiores a los del agua dulce. “Hay demasiada política. Muchos otros países querían ser los primeros. Hemos utilizado equipos especiales de perforación para no dañar este ecosistema único.”

Carta abierta ante la Megaminería

Institucional
Carta abierta ante la Megaminería

A los ciudadanos y autoridades:

La elocuencia de los hechos de estos días muestra que el conflicto sigue en pie. Esta es la hora de tomar conciencia para asumir como pueblo una decisión social y política que nos merecemos.
Como miembros del Centro de Bioética de la Universidad Católica de Córdoba (UCC) queremos expresar nuestra preocupación y contribuir al debate que plantea el avance de los proyectos de Megaminería y sus consecuencias, como en el caso de La Rioja y Catamarca.

Sin abordar un análisis minucioso del caso -no es nuestra intención-, valga recordar algunas consecuencias de la Megaminería con evidencia científica: ante todo el consumo del agua, que puede involucrar nada menos que 300.000 m3 por día, en algunos emprendimientos en curso, y la utilización y generación de peligrosos contaminantes como el Cianuro que provocan graves desequilibrios en agua y suelo y son altamente tóxicos para los seres vivos, producen enfermedades mortales.

Por otro lado esta minería, a cielo abierto, desplaza las actividades económicas locales, afectando la cultura y la identidad de comunidades para las cuales la tierra es el centro de su vida. No se respetan los derechos culturales, sociales y económicos, ni el derecho a la tierra y al agua, ni la libertad de expresión de las poblaciones locales.

Algunos emprendimientos Megamineros que llevan más de 10 años de actividad en nuestro país han mostrado devastadoras consecuencias y míseros beneficios para las regiones involucradas. La lista de daños a la actividad productiva, a los ecosistemas naturales y las consecuencias en la salud de la población involucrada son alarmantes.

Nuestro país es muy codiciado por las grandes transnacionales mineras por la gran cantidad de posibilidades de sus recursos y sobre todo por la legislación permisiva sancionada a partir del 1993 que establece beneficios para las empresas mineras, especialmente a través de increíbles exenciones fiscales. No existe aún un marco regulatorio indispensable para el control de esta actividad y el resultado es una larga lista de violaciones de los derechos humanos.

Sin embargo, desde la reforma de 1994, la Constitución Nacional de la República Argentina reconoce como Derecho Humano “el derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras”.

Hace 5 siglos la ambición imperialista de entonces, en busca de oro y conquista, devastó a los pueblos originarios de Nuestra América. Hoy los imperios son otros, las empresas trasnacionales de la Megaminería se inscriben en esa lista. Los sobrevivientes de aquellos pueblos y los que habitamos estas tierras somos de nuevo amenazados, lo trágico es que quienes ejercen la autoridad no han aprendido las lecciones de la historia. La gente del pueblo en cambio, sí lo hizo y ya ha decidido.

La Megaminería juzga el desarrollo meramente en términos de rentabilidad económica. No puede ser lícita una actividad que no tiene en cuenta el costo ambiental y social que involucra.
No hablamos de prohibir la minería en general, sino un determinado tipo de explotación a cielo abierto, contaminante, que extrae principalmente oro, que sirve para bienes suntuarios y para acumular divisas.

Si nos consideramos una sociedad que protege y defiende la vida, ante la sola presunción de que estamos frente a un daño grave y de un peligro para la vida de personas, debemos al menos, considerar el principio de precaución y tomar TODOS los recaudos necesarios.

La Bioética, particularmente desde un paradigma latinoamericano, debe aportar su voz ante esta realidad, es una amenaza a la vida y a las condiciones de vida, a nivel biológico, social, cultural y político. Se trata de muchas vidas, la de comunidades enteras que se ven vulneradas y en peligro de supervivencia. Y si la Bioética nació para tender un puente hacia el futuro es deber de quienes la sostenemos defender ese futuro, el de nuestra casa o madre común, la tierra y el de los seres que la habitamos.

Como Miembros del Centro de Bioética UCC, compartimos la preocupación social y apoyamos la resistencia que se ha generado. Creemos que la voluntad de los pueblos no puede ser desoída, subestimada ni avasallada.

Por esto nos sumamos a quienes manifiestan y piden que se detengan las actividades Megamineras en nuestro país y llamamos a todos, para que se hagan escuchar muchas voces, que se unan a las voces de los pueblos que están de pie, para que se discuta y se decida en los ámbitos correspondientes su licitud, a la luz de los Derechos Humanos, los derechos y cosmovisiones de los pueblos y los derechos de la tierra.
Firman:
Mónica Heinzmann, Diego Fonti, Adolfo Facello, Juan Carlos Stauber, Paula Cooke, José
Alessio, Andrés Toledo.
(Centro de Bioética de la Universidad Católica de Córdoba)

Si querés adherir a esta carta por favor completá este breve formulario

 

http://www.ucc.edu.ar/portalnuevo/noticias.php?not=2088&sec=29&vermas=1&PHPSESSID=d1af66948d476d78ecdadea677421327

Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC). Patagonia

ENCUENTRO DE AMBIENTALISTAS EN EL SUR PATAGONICO

En defensa de la tierra y del agua

 

Tras un encuentro el jueves pasado en Bariloche y otros los días posteriores en Lago Puelo, Chubut, ayer quedó conformado un ente regional patagónico en coordinación con la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC). El motivo de las reuniones fue condenar “la comercialización de la tierra y el agua, convirtiéndolos en un objeto de mercado” y denunciar la megaminería. Participaron una veintena de asambleas ambientales, poblaciones originarias y organizaciones sociales patagónicas, quienes consensuaron una declaración que destaca la necesidad de legislar en la región patagónica para garantizar “la protección del agua, priorizando las necesidades humanas sustanciales, cubriendo necesidades de la población local, declarándola un bien social y un derecho humano inalienable”.

La delegación más numerosa fue la rionegrina, que exigió que la Legislatura provincial rechace un proyecto enviado por el Ejecutivo local para crear una empresa estatal minera, y que quede sin efecto un convenio firmado en 2011 con una compañía china que explotará 320 mil hectáreas de valles. Los asambleístas de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego anunciaron que rechazarán la “presión de la especulación inmobiliaria y la desaparición de los bosques nativos y los espacios públicos”. También se pidió la derogación de la ley antiterrorista.

El documento difundido por UAC contiene 19 puntos y un fuerte reclamo para que se investigue la desaparición del trabajador rural rionegrino Daniel Solano, oriundo de la ciudad salteña de Tartagal, visto por última vez el 5 de noviembre pasado en Choele Choel, en el departamento rionegrino de Avellaneda. La flamante Regional de Asambleas Patagónicas por la Vida y el Territorio criticó el modelo extractivista que, según denuncia, es impulsado por corporaciones multinacionales sin que lo impidan los gobiernos provinciales y el nacional.

Los 200 asistentes provenían de la Asamblea del Alto Valle de Río Negro, Movimiento antinuclear del Chubut, FASP, Vecinos Autoconvocados de Bariloche, Sociedad Ecológica Regional, Asamblea Comarcal contra el Saqueo de la Comarca andina de Río Negro y Chubut, Asociación Ecologista Piuke, Arbol de Pie, Alerta Angostura, Asamblea por el Agua Pura de Mendoza, Comunidad Mapuche Blancura, entre otros. Cada uno planteó sus preocupaciones y demandas en el documento final.

Se exigió legislar en la protección de los glaciares y ambientes periglaciales provinciales; derogar de los contratos de explotación de petróleo y gas no convencional; declarar a la pampa de Ludden en El Bolsón, Río Negro, como área intangible no afectada a la urbanización y exigir su expropiación a favor del estado municipal. También prohibir la comercialización del agua embotellada o a granel, imponer el cese del avance de los cultivos transgénicos de maíz y soja sobre los montes frutales de peras y manzanas y proteger los bosques nativos, impidiendo la expansión de negocios inmobiliarios de gran impacto sobre la biodiversidad.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-187084-2012-02-07.html#formu_mail

Humedales (5): Delta entrerriano. Entre Rios


El cultivo de arroz amenaza la integridad de los humedales del Delta del Paraná

31-ene-2012

Gacetilla de prensa

La Fundación Humedales, oficina argentina de Wetlands International, expresa su gran preocupación por la Ley No. 10.092 de Entre Ríos, que crea la Sociedad Anónima “Arroz del Delta Entrerriano”, mediante la cual se deja sin vigencia la Ley Nº 9603, que establecía que las tierras fiscales del delta entrerriano “deberán destinarse al desarrollo de actividades ganaderas, apícolas y/o aquellos propios de proyectos de inversión para la prestación de servicios turísticos quedando prohibido el uso para la explotación agrícola intensiva que requiera la aplicación de agroquímicos o plaguicidas”.

Foto: Apicultores en el Delta del Paraná – A. Basilio

   
 Foto: Vista aérea del Delta del Paraná – R. Quintana

Esta nueva ley, mediante la cual se otorga la titularidad de la concesión a una Sociedad Anónima para el cultivo de arroz en las tierras fiscales del delta Entrerriano, a las cuales llama “improductivas”, desconoce los importantes servicios ecosistémicos que proveen los humedales del Delta del Paraná, así como el peligro que significa el uso de agroquímicos en esta región, no solo para la biodiversidad, sino también para la salud de los pobladores de la región y sus alrededores, y para actividades productivas tradicionales como la pesca, la ganadería y la apicultura.

Esta iniciativa que promueve el cultivo de arroz en las islas del delta Entrerriano, no solo significa un riesgo ambiental para los humedales de la región, sino que desconoce las características particulares de la misma, como ser los suelos saturados de agua, la salinidad y los ciclos de sequías e inundaciones, las cuales no la hacen apta para uso agrícola. Por otra parte, en el caso particular del cultivo de arroz, se omite la conectividad existente entre los diversos sectores del delta, la cual establece flujos biogeoquímicos internos propios del funcionamiento de una planicie de inundación, que provocan que una actividad puntual genere impactos en zonas distantes aguas arriba y abajo del sitio de emplazamiento de dicha actividad.
La aprobación de esta nueva ley, junto con la derogación de la ley que prohibía la utilización de agroquímicos y plaguicidas en las islas del Delta entrerriano, significa un paso atrás en cuanto al desarrollo ambientalmente sustentable de la región del Delta del Paraná, desconociendo los esfuerzos para la coordinación de la gestión sustentable de la región en el marco del “Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná” (PIECAS-DP).
Frente a este triste panorama, la Fundación Humedales llama a la reflexión de las autoridades responsables, para dejar sin efecto esta ley que amenaza la calidad de los recursos hídricos y la integridad de una de las regiones de humedales más ricas del país.

LUNES 6 DE FEBRERO DE 2012

Argentina: La apropiación de los humedales del delta entrerriano

Germán José Margaritini (INFOSUR)

La entrega de tierra a fiscales a emprendimientos fiscales que ponen en peligro la sustentabilidad del ecosistema.

Tal vez no conozca la ley provincial Nº 9.603, no se preocupe, ya no necesita conocerla porque fue derogada por otra ley. Sin que usted lo sepa porque no hubo debate público, así de fácil, en un tris, nuestros legisladores entrerrianos crearon la ley 10.092. No se impaciente, ya le voy a explicar. Parece que la culpa de todo la tiene el puente Rosario Victoria que pusieron más al alcance las islas del Delta Superior del Paraná, como antes no pasábamos por sobre alguna de ellas no las conocíamos, pero también la puso más accesible de los productores ganaderos.
Hasta el 2008 todo venía sin que nadie se diera cuenta que existían, ¿se acuerdan de la quema de pastizales que tuvo una gran repercusión pública por los medios?, bueno eso fue lo que puso a ese importante humedal en escena, había que hacer algo con el humo… y con ellos. De esa necesidad surgió esa ley 9.603 que ahora ya es vieja. Las islas aumentaron su valor inmobiliario porque podían ser productivas por mayor accesibilidad, habían aumentado hasta en un 400 % el ganado que tenían encima.
Los humedales dejaron de verse como un lugar que se estaba autoprotegiendo porque no tenía valor o no era fácil producir para considerarlo como un bien del que podía obtenerse lucro. El modelo de desplazamiento de zonas protegidas a favor de zonas productivas ya estaba en marcha, así que no había más que continuarlo. Digamos desde ahora que estamos hablando entre 150.000 y 190.000 hectáreas de islas fiscales, lo que no es poca cosa.
Ante la posibilidad de obtener una renta de esas tierras isleñas se crea la ley 9.603, conocida como ley de arrendamiento, de setiembre de 2008. En ella se establecían las bases para alquilar esas tierras con fines de producción, mandando su artículo cuarto a que “los predios arrendados deberán destinarse al desarrollo de actividades ganaderas, apícolas y/o aquellos propios de proyectos de inversión para la prestación de servicios turísticos quedando prohibido el uso para la explotación agrícola intensiva que requiera la aplicación de agroquímicos o plaguicidas”. A pesar que la regulación de la explotación de ésta área geográfica implicaba riesgo para los humedales imponía una importante restricción al uso intensivo agrícola y la prohibición expresa para el uso de agrotóxicos.
Así que esa ley permitió el arrendamiento por parte de la provincia, con un beneficio especial para Victoria, que por ser islas de su departamento en su mayoría se llevó el 40 %. Se arrendaron alrededor de 130.000 hectáreas, ya que el resto estaba en litigio por usurpación. Se estipuló por el decreto reglamentario de dicha ley el precio de 5 kg de novillo vivo en el mercado de Liniers por hectárea. Ya en ese entonces algunas organizaciones ambientales dijeron que además del daño que se generaba en el humedal ni siquiera el negocio era bueno (para la provincia por supuesto). A valores actuales el Kg de novillo en pie está entre $ 8 y $ 9, para hacer números redondos pongamos 10, es decir que la hectárea a valor actual sería de $ 50. Las 130.000 hectáreas representarían un ingreso de $ 6.500.000 para la provincia de los que debería darle a Victoria $ 2.600.000, cifra exigua para la recaudación de una provincia. En el año de comienzo de estos arrendamientos, en 2008, la cifra total rondaba $ 1.600.000. La explotación que predominó fue la ganadera ocupando el 99 % del territorio, el 0.07 % fue ocupado por la apicultura y el resto para usos combinados y turismo, de acuerdo a lo que la ley proponía.
Tal como opinaron muchos se pusieron en riesgo los humedales y el negocio fue malo para la provincia. Sin responder a ningún criterio de ordenamiento territorial los humedales se fueron ocupando, se puso en vigencia la ley sin que los que la promovieran tuvieran un mínimo de conocimiento sobre la situación de las islas, no se fijaron reparos respecto a los pobladores locales, menos se hizo previsión sobre las funciones vitales del ecosistema y de los impactos derivados de su uso. Esto es lo que ocurre cuando aparecen argumentos que justifiquen este tipo de explotaciones con el afán de recaudar. Tampoco fueron transparentes las adjudicaciones de las tierras.
Es importante mencionar como antecedente legal que Victoria en agosto de 2003 por la ordenanza Nº 2.185 incorpora los humedales de Victoria al Sistema Provincial de Áreas Protegidas (Ley 8.967), siendo un total de 376.000 hectáreas de islas de su ejido. Esta ley data de 1995, ingresando todo ese territorio en la categoría de “reserva de uso múltiple”, habilitándola para ganadería, forestación y fauna de valor comercial, privilegiando “la conveniencia armónica entre las actividades productivas del hombre y mantenimiento de ambientes naturales con sus recursos silvestres”.
En 2008 cuando ocurrieron las quemas de pastizales firmaron un acuerdo las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos “para proteger, conservar y aprovechar en forma sostenible los componentes de la diversidad biológica y los recursos naturales en el área”. Estampó la firma por nuestra provincia el entonces y actual gobernador Urribarri. Este acuerdo derivó en la Carta Intención entre los gobiernos de Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires, con Desarrollo Sustentable de la Nación, para elaborar un Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná, gran responsabilidad para nuestra provincia que dentro de sus límites tiene el 80 % de los mismos.
La obsesión es la renta, esta zona podía dar mucho más, así que fueron por más. En diciembre de 2010 nuestros legisladores entre noche y amanecer, sin que fuera discutido previamente con la comunidad, crean la ley 10.092. Una joyita, todo lo que vimos en los párrafos anteriores pasa a ser vieja historia, de un plumazo deroga la ley 9.603 de arrendamiento, crea una sociedad anónima a la que le concesiona la explotación de todas esa superficie de islas fiscales, diciendo en su artículo Primero que tiene por “objetivo establecer las bases para lograr una eficiente intervención del estado provincial a través de la instrumentación de las políticas públicas que provean como resultado la transformación de las tierras fiscales de propiedad de la provincia de Entre Ríos, actualmente improductivas, y el mejoramiento y la ampliación de la capacidad instalada de los puertos, ubicando como eje central de toda la acción a ser emprendida su incorporación al ciclo productivo agroindustrial, como instrumento genuino para la generación de riqueza y de fuentes de empleo, en un marco de desarrollo sustentable y conforme a las pautas que en ella se fijan”.
De movida le está dando características de tierras productivas, aún en contradicción con los antecedentes de acuerdos con las provincias vecinas para el cuidado de los humedales, además da la posibilidad para que esta concesionaria se haga cargo de los puertos. Valga la aclaración que el nombre de la S.A. es “ARROZ DEL DELTA ENTRERRIANO SOCIEDAD ANÓNIMA”. Este título confunde, ya veremos por qué.
La ley de su creación la pone dentro del marco regulatorio de las sociedades comerciales, dándole como potestad la “concesión para la administración, transformación, desarrollo, aprovechamiento agroindustrial y explotación comercial, de las tierras fiscales de la provincia que el poder ejecutivo provincial identifique como aptas para ser incorporadas al proceso productivo y la concesión para el mejoramiento, ampliación de su capacidad instalada, modernización, administración y explotación comercial de los puertos…”
El capital accionario, y aquí la perla, estará compuesto por tres clases de acciones. Clase A, el 60 %, transferibles, las que se adjudicarán en concurso público, correspondiéndole a su titular el gerenciamiento de la sociedad. Clase B, el 20 %, también transferibles a productores agroindustriales radicados en la provincia de Entre Ríos que registren el mayor volumen de producción originaria del territorio provincial. Clase C, el 20 %, intransferibles, en poder del gobierno de la provincia. Claramente la empresa va a estar en manos privadas, y por supuesto, en su beneficio.
En su artículo 8º dice: “La sociedad ARROZ DEL DELTA ENTRERRIANO SOCIEDAD ANÓNIMA tendrá la titularidad, por todo el plazo de su vigencia, de la concesión para la administración, transformación, desarrollo, aprovechamiento agroindustrial y explotación comercial, de las tierras fiscales de la provincia de Entre Ríos que el Poder Ejecutivo.” Agrega este mismo artículo que le otorga todo el dominio del Puerto de Ibicuy. Lo que complementado con el que le sigue los plazos de la concesión quedarán sujetos a la amortización calculada de acuerdo a las inversiones que la empresa haga y diga.
Encima le vamos a pagar las inversiones, ya que por su artículo 14º “se autoriza al Poder Ejecutivo Provincial a contratar un préstamo por hasta la suma de Dólares Estadounidenses Cincuenta Millones (U$S 50.000.000) para financiar la ejecución del Proyecto de transformación de tierras fiscales establecido en el Artículo 1º de la presente ley.”
Sin lugar a dudas esto es parte del plan para aumentar la soja en un 60 % que propone el gobierno nacional, Urribarri no puede dejar de ser consecuente con esa política, y allá nos pone. Estamos ante una nueva entrega, una más desde las que empezaron con Menem y continuó cada gobierno siguiente.
Las fronteras del glifosato se amplían, dejó de estar protegido el Delta entrerriano. Poco importó al gobierno provincial las comunidades pequeñas que viven en esa zona, poco importó la trascendencia del humedal, caracterizado por ser uno de los más grandes del mundo. Esta es la patria sojera, la misma que la extractivista, el mismo modelo al que no le importa la contaminación.
Con todas las atribuciones que se le da a ARROZ DEL DELTA ENTRERRIANO S.A. no hace falta tener mucha imaginación para saber lo que pasará. Ya la empresa Bema Agri BV de Holanda, propietaria de 12.000 hectáreas en la isla de Victoria secó lagunas, deforestó y levantó defensas, con las restricciones en vigencia.
¿Se podrá entender en algún momento que el agua no es renovable?, ¿qué los recursos naturales no son para desbastarlos?, ¿qué ser político no es un negocio? Por esta lucha que se nos avecina digamos todos juntos: “El Paraná no se toca”.

En Chubut llueve hasta un 50 % menos

05/02/2012 2:00 AM
Según el INTA, en Chubut llueve hasta un 50 % menos
Según el documento, “las precipitaciones fueron inferiores durante 2011 en comparación con el promedio histórico”.
El año pasado, en la Comarca de la Meseta Central llovió un 50 por ciento menos que el promedio histórico. Así lo advierte el último informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria que da cuenta de la evolución de las precipitaciones en toda la provincia y las compara con los valores tradicionales. Según el documento, “las precipitaciones fueron inferiores durante 2011 en comparación con el promedio histórico”.

El año pasado fue el quinto consecutivo de lluvias “inferiores a las normales” y este fenómeno “está afectando seriamente a la ganadería ovina, bovina y caprina, que consumen el forraje de los pastizales naturales”.

El INTA considera que el sostenido proceso de sequía “también está afectando las aguadas naturales y los mallines, donde la reducción de lluvias afecta el normal ciclo hidrológico”. En la zona cordillerana, “las condiciones naturales permiten la ocurrencia de incendios que destruyen nuestros bosques naturales”.

Según el informe, Trevelin fue la localidad que más sufrió la baja de lluvias, medidas en milímetros caídos: en 2011 las precipitaciones fueron un 53, 2 por ciento menores a las de 2011; en este ranking crítico le siguen Paso de Indios, con un 50,3 por ciento menos; Telsen, con casi un 47 por ciento, y Esquel, con un 44,4 por ciento. En cuanto al Valle, en Trelew cayó un 28,3 por ciento menos de lluvia; en el Dique Florentino Ameghino un 25,2 por ciento y en Puerto Madryn, casi un 20 por ciento menos.

En la introducción , el organismo nacional recuerda que “desde 2007 se ha presentado una intensa sequía en Chubut que afectó severamente la producción agropecuaria de la región árida y semiárida”. En este escenario, la ganadería ovina y bovina se desarrolla “aprovechando las aguadas naturales y la producción forrajera de los pastizales naturales”. Sin embargo, el cóctel de sequía más la caída de ceniza complica mucho el panorama productivo y social de la meseta. En Chubut, el INTA posee un Sistema Agrometeorológico compuesto por 17 centrales meteorológicas que proveen información actualizada.

De acuerdo a los datos, en la Comarca VIRCH – Valdes, que incluye los departamentos Biedma, Rawson, Gaiman y Florentino Ameghino, hay “una reducción de precipitaciones del 20 por ciento en Puerto Madryn y el 28,3 por ciento en Trelew”. Dentro de los valores mensuales se destaca la lluvia ocurrida en octubre de 2011, “que supera largamente las ocurridas históricamente en ese mes”.

En cuanto a la Comarca del Río Senguer – Golfo San Jorge (departamentos Escalante, Sarmiento, Río Senguer y Tehuelches), la cantidad de milímetros de lluvia descendió cerca de un 8 por ciento. Según el INTA, “ los valores de abril fueron significativamente más altos que la media histórica”.

Respecto a la Comarca de la Meseta Central, que abarca los departamentos Telsen, Gastre, Mártires y Paso de Indios, se trató de la postal más seca: la lluvia en la zona central de Chubut disminuyó entre un 25 y un 50 por ciento en 2011 respecto al promedio histórico. Los datos asustan: el promedio tradicional de Paso de Indios es de 180,2 milímetros anuales. El año pasado llovieron 89,6. O Telsen, donde el porcentaje histórico es de 204,4 milímetros y el año pasado se registraron apenas 108,5.

En la Comarca de los Andes, con los departamentos de Cushamen, Futaleufú y Languineo, “las precipitaciones ocurridas disminuyeron el 50 por ciento del valor histórico medio”. La baja ocurrió en el invierno y primavera de 2011. En esta región figura el bajón más pronunciado, que se llama Trevelin: su promedio histórico es de 1.038 milímetros anuales y en 2011 ese registro trepó apenas a los 475,1.

Riego [4]

Riego y tubos de crecimiento, INTA

A %d blogueros les gusta esto: