Huertas urbanas. Medellin, Colombia

Foto de Javier Agudelo

Colombia – Medellín
Terrazas y solares de Medellín escenarios urbanos para la agricultura
Por: CARLOS MARIO CANO R | 7:22 p.m. | 24 de Mayo del 2012

Helena Botero cultiva en su huerto maracuyá, fresas, berenjenas, naranjas, arracacha y yuca.

En Medellín crece tendencia de cultivar en pequeños espacios como hobbie o seguridad alimentaria.

En menos de 60 metros cuadrados Helena Botero cultiva más de 160 especies de hortalizas, plantas aromáticas, frutas y flores.
Su ‘Huerta feliz’, como le llama, está en la terraza de la Red Colombiana de Agricultura Biológica (Recab) y es ejemplo de que en la ciudad también es posible ver crecer yucas, plátanos y fríjoles.
El espacio no es un impedimento: en canastas, botellas plásticas de aceite, vinagre o gaseosa; y hasta en canecas cortadas a la mitad afloran -entre otros- calabacines, berenjenas, rábanos y lechugas.
“Esto es cuestión de imaginación y de darle salida a todas las botellas de la casa. Además, no se necesita un gran espacio”, dijo Helena quien aclaró que el aire y el agua son los dos factores esenciales para que los cultivos pervivan.
“No es que la gente con esto no vaya a volver a mercar, es que puede tenerse en casa algún cultivo de cebolla, zanahoria y ajo que no habrá necesidad de comprar”, dijo Botero quien hace 27 años trabaja la botánica.
Lo que Helena busca impulsar desde la huerta, que anhela convertirse en un espacio para dictar talleres sobre agroecología, tiene en el Jardín Botánico y la Secretaría del Medio Ambiente a dos de sus grandes aliados.
“La importancia de la agricultura urbana está dada porque cada vez hay menos espacios para el cultivo en grandes extensiones. Es accesorio y además posibilita saber qué se está comiendo: elegir un producto sano y más orgánico”, explicó Juan David Fernández, Ingeniero Agrónomo del Jardín Botánico.
Aparte de tener la posibilidad de alimentarse sanamente también se convierte, para los más pobres, en una estrategia que mejora la seguridad alimentaria y calidad de vida.
Por su parte, en los estratos altos se convierte en un entretenimiento y trabajo ornamental.
Para las familias de bajos recursos, la Secretaría de Medio Ambiente tiene el programa Ecohuertas Urbanas, que inició en 2005 y que a la fecha ha atendido a más de tres mil personas, convirtiéndose en el proyecto bandera de agricultura urbana en Medellín.
Fruto de este trabajo en las 16 comunas existen 156 huertas que crecerán en los próximos años. “Solo en el 2011 implementamos 46. La meta es mantener las ya existentes y subir a unas 100 más en estos próximos cuatro años”, señaló Simón Molina, Subsecretario de Planeación Ambiental.
Para Molina, Ecohuertas Urbanas apunta al mejoramiento de la calidad de vida de las personas de estratos más bajos y busca un beneficio ecológico al hacer un manejo más adecuado de los residuos orgánicos.
“También buscamos el fortalecimiento de las organizaciones comunitarias”, precisó Molina.
Sugerencias para iniciar
Según Helena Botero la mejor manera de comenzar a cultivar en el hogar es con las plantas aromáticas y medicinales, que son las más fáciles para los principiantes que quieren aprender el arte de la agricultura .
Al respecto, Fernández añadió que cualquier persona podría hacer una huerta en su hogar, pero con asesoría profesional es mejor.
“Lo ideal es que sea con acompañamiento técnico para no generar dificultades a futuro en la infraestructura. Que la gente tenga un acercamiento a los conceptos técnicos de manejo y cultivo y a las técnicas de adecuación para los espacios”, enfatizó.
Helena dice que su ‘Huerta feliz’ está abierta para todo aquel que quiera aprender y colaborar. Según ella, con las plantas llegó de nuevo la vida en forma de mariposas, abejas y otros visitantes. “Por eso yo digo que aquí hay magia”, concluyó.
Para que tenga presente
La especialista en botánica, Helene Botero, recuerda algunos ‘tips’ para mantener bien la huerta urbana.
Agua de calidad: Debe hacerse una revisión continua del agua que tienen los sembrados pues de esta depende gran parte de su desarrollo. Si va a salir en el fin de semana déjeles agua con sistemas de dosificación.
Tierra abonada: Antes de cualquier siembra debe prepararse la tierra con abono orgánico. “Hay que recordar que lo que llaman maleza no siempre lo es, esta también puede servir como abono”.
Trato de calidad: “No es que haya buena mano, es que se trabaja con gusto y amor en la huerta”: dedicarle tiempo a las plantas, revisar sus hojas para prevenir plagas y ser disciplinado con ellas son tres de las claves.
Buena selección: Si apenas inicia en huertos urbanos prefiera plantas aromáticas como menta, hierbabuena y albaca, que no requieren mayores cuidados y sirven para entrenarse de cara a otras más complejas.
Carlos Mario Cano R
Redactor EL TIEMPO

 

http://www.eltiempo.com/colombia/medellin/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-11872941.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: