Jardín sin riego: generalidades. Mediterráneo – España

13 de Septiembre de 2010

Plantación de un jardín sin riego

Plantación de un jardín sin riego
Autor: Jardineros en Acción

El otoño es la época más adecuada para realizar la plantación de un jardín sin riego, es decir, un jardín diseñado para vivir con el agua de lluvia y sin necesidad de ser regado, lo que nos permitirá disfrutar de un jardín sin gastar ni 1€ en agua de riego ni en sistemas de riego automático.
Tenemos una gran variedad de plantas resistentes a la sequía y es realmente fácil crear jardines sin riego de gran atractivo. Sólo debemos tener en cuenta que un jardín sin riego exige unos procedimientos de plantación y mantenimiento especiales para poder resistir la sequía:
Realizar la plantación a principios del otoño: Las plantas recién plantadas tienen raíces pequeñas por lo que son vulnerables a la sequía. Si realizamos la plantación en otoño, el período más lluvioso del año, las plantas podrán aprovechar las lluvias para ir desarrollando su sistema radicular antes de entrar en reposo vegetativo. Por el contrario, si plantamos en primavera, momento de mayor desarrollo vegetativo, las plantas desviarán todas sus energías al desarrollo de ramas y hojas, lo que aumentará sus necesidades hídricas, mientras que sus pequeñas raíces no crecerán lo suficiente como para soportar la sequía estival.
Crear un hoyo amplio alrededor de cada planta tras la plantación: Un hoyo alrededor de la planta durante los primeros años, permitirá que al llover, el agua resbale hasta el hoyo, acumulándose para ir filtrándose lentamente llegando a las capas profundas del suelo. La planta podrá aprovechar mejor el agua y las raíces se desarrollarán en profundidad para poder captar el agua que llega a las capas más profundas del suelo.
Regar en profundidad durante el primer año cuando no llueva: Durante el primer año, el sistema radicular de la planta aún no está formado para soportar períodos largos de sequía por lo que cuando veamos que la planta sufre deshidratación, aplicaremos un riego abundante que llegue a las capas profundas del suelo para estimular la expansión radicular. Evitaremos en todo caso realizar riegos frecuentes y poco profundos que acostumbren a la planta a captar el agua en superficie. Debemos dejar que las plantas pasen algo de sed para que se estimule su crecimiento radicular.

http://www.jardinerosenaccion.es/articulo.php?id_not=2

Plantas resistentes a la sequía

La sequía es un fenómeno meteorológico que tiene lugar cuando se produce un período de ausencia casi total de precipitaciones. Si además, la ausencia de precipitaciones va acompañada de sol y calor, la sequía se agudiza, al aumentar las necesidades de hidratación de la planta. Pero también existen otros factores que intensificarán la sequía; el viento, la salinidad, las heladas o la poca capacidad de retención de agua de un suelo arenoso o poco profundo.

La sequía produce deshidratación o déficit hídrico en las plantas debido a que pierden más agua por evapotranspiración de la que pueden absorber sus raíces. La deshidratación lleva al marchitamiento de las hojas, seguido de la muerte de los nuevos brotes y de la caída general del follaje. Si la sequía se prolonga, la planta muere.

Tipos de sequía.

Existe un gran número de plantas xerófilas, es decir, plantas resistentes a la sequía en mayor o menor grado:

Sequía media. Se considera sequía media cuando las plantas deben someterse a períodos de hasta 3 meses sin apenas precipitaciones, acompañados de temperaturas de hasta 40ºC y sol intenso, así como de otros posibles factores agravantes. Se trata de un tipo de sequía habitual en el clima continental mediterráneo, si bien, debido al cambio climático, también puede darse durante algunos veranos en regiones normalmente lluviosas como el clima oceánico, el clima continental húmedo o el clima montañoso.

Sequía intensa. Se considera sequía intensa cuando las plantas deben someterse a períodos de entre 4-6 meses sin apenas precipitaciones, acompañados de temperaturas de hasta 45ºC y sol intenso, así como de otros posibles factores agravantes. Se trata de un tipo de sequía habitual en el clima semidesértico, en el clima subtropical árido y en el clima mediterráneo.

Cómo se defienden las plantas contra la sequía. 

Entre los mecanismos de defensa que utilizan las plantas para soportar la sequía se encuentran:

Tejidos suculentos.

Las plantas que soportan la sequía, han desarrollado tejidos suculentos donde almacenan agua de reserva. Todas las plantas crasas presentan este mecanismo de adaptación.

Doble sistema de raíces. Antes de iniciar el crecimiento de la parte aérea, la planta xerófila genera una raíz profunda que la permite extraer agua de las capas inferiores del suelo. Una vez tiene formada la raíz profunda, inicia el desarrollo de un sistema de raíces superficial que la permita aprovechar la humedad de las escasas lluvias que se produzcan, así como los nutrientes de la primera capa del suelo. La planta no comenzará a desarrollar su parte aérea (tallos y hojas), hasta que no complete su sistema radicular, pudiendo para varios años. Un ejemplo de este tipo de adaptación se puede ver en jara (Cistus).

Hojas adaptadas a la sequía. Algunas plantas adaptadas a la sequía, como encina,madroño o adelfa, han desarrollado hojas perennes, pequeñas, gruesas y duras con estomas especiales ubicados en el envés de la hoja, protegidos del sol. Este tipo de hojas limita las pérdidas por transpiración. Las plantas que tienen este tipo de hojas se llaman plantas esclerófilas.

Hojas con muy poca superficie expuesta al sol. Otras plantas xerófilas han generado hojas estrechas, enrolladas, lineares o en forma de aguja para reducir la evaporación del agua a través de las células de las hojas. Es el caso del romero o del tomillo. La reducción de las hojas implica una disminución de la fotosíntesis que ralentiza el crecimiento de este tipo de plantas.

Hojas pilosas. Las plantas generan una densa red de pelos blancos que reflejan la luz, reducen el calor en la superficie de la hoja y disminuyen la evaporación. Además, la superficie pilosa capta la humedad del aire. Un ejemplo de este tipo de hojas se encuentra en salvia.

Sustitución de hojas por espinas. Algunas plantas han sustituido sus hojas por espinas reduciendo de forma fantástica la transpiración y pérdida de agua a través de las hojas. Es el caso de los cactus.

Cómo prevenir los daños de la sequía en el jardín.

Por medio de sistemas de riego, manuales o automatizados, podemos contrarrestar la falta de agua en el suelo, mientras que la sequedad ambiental resulta más complicada de solucionar.

Sin embargo, la aportación de agua mediante riego artificial resulta costosa, por lo que conviene reducir las necesidades de riego. Además de cultivar plantas que soporten la sequía habitual en nuestro clima, podemos seguir algunas recomendaciones para aprovechar al máximo el agua de lluvia y evitar que nuestras plantas sufran déficit hídrico:

Favorecer el desarrollo de las raíces. Un árbol o arbusto que haya desarrollado una amplia red de raíces subterráneas es capaz de aprovechar el agua acumulado en las capas profundas del suelo durante las épocas de sequía. Para favorecer que las plantas desarrollen sus raíces en profundidad debemos preparar bien el suelo antes de la plantación y acostumbrar a la planta a riegos abundantes y espaciados.

Por el contrario, abusar del riego por goteo provoca un desarrollo de raíces superficial y hace a la planta dependiente del riego artificial continuo.

Mejorar la capacidad de retención de agua del suelo. La capacidad de retención de agua del suelo se puede mejorar incorporando periódicamente materia orgánica comocompost o estiércol. A su vez, podemos frenar la pérdida de humedad acolchando el suelo con una capa de 5-10cm de mulching.

http://www.jardinerosenaccion.es/plantas-resistentes-sequia.php

Plantas suculentas

Agave

Las plantas crasas o suculentas son plantas que poseen tejidos carnosos con capacidad de almacenar agua en su interior constituyendo una reserva hídrica para que la planta pueda soportar amplios períodos de sequía.

Planta suculenta

Las crasas o suculentas son plantas de origen desértico dentro de las cuales se encuentran diversas familias de plantas: Liliáceas (Aloe), Agaváceas (Agave, Yuca..), Aizoáceas (Uña de León..), Crasuláceas (SiemprevivasSedum…) y Cactáceas (Cactus).

http://www.jardinerosenaccion.es/plantas-suculentas.php

14 de Marzo de 2011

Pasión por los cactus

Pasión por los cactus

Los cactus son plantas muy diferentes al resto de especies vegetales debido a la larga y curiosa evolución que sufrieron para adaptarse a las condiciones de calor y sequía más extremas.

Todos los cactus han sustituido las hojas por púas que los protegen de los depredadores a la vez que evitan la pérdida de agua por transpiración.

Los tallos suculentos que sirven de almacén de agua son otro elemento común en todos los cactos.

Existe una enorme variedad de cactus con formas de aspecto exótico, púas decorativas y colores llamativos que los convierte en plantas de atractivo extraordinario.

Pero además de ser plantas únicas y muy decorativas, los cactos requieren pocos cuidados y son de fácil cultivo si se tienen en cuenta tres aspectos fundamentales:

  • Proporciona a los cactus un sustrato fértil pero muy ligero y arenoso para garantizar una gran capacidad de drenaje. En los centros de jardinería puedes encontrar sustrato para cactus pero si prefieres hacer tu propia mezcla, utiliza dos partes de mantillo por una de arena. Es conveniente abonar los cactus en primavera añadiendo compost.
  • Los cactus necesitan muy pocos riegos y son muy sensibles a encharcamientos y a excesos de agua. Si cultivas los cactus en casa, riégalos una vez al mes en invierno recortando la frecuencia gradualmente en primavera hasta aplicar un riego cada 15 días en verano.
  • Cultiva los cactus en espacios cálidos y secos. Si vives en climas fríos y húmedos los cactus se adaptan muy bien al cultivo como planta de interior.Si vives en climas cálidos y secos sin heladas invernales puedes cultivar tus cactus al exterior. También existen algunas especies de cactos capaces de resistir heladas suaves y cierta humedad.

 http://www.jardinerosenaccion.es/articulo.php?id_not=101

Compost

El mejor abonado para cualquier jardín es el compost, el producto resultante de la descomposición de los restos orgánicos del jardín, hojas, tallos, hierbas, flores marchitas, paja, restos de la siega del césped,.. Según el tipo de cultivo y la calidad del compost, podemos aplicar entre 0,5-4 Kg de compost por cada m2 de jardín.

Podemos adquirir compost en los viveros o en los centros de jardinería, aunque es más recomendable crear en el jardín una zona de compostaje donde elaborar nuestro propio compost. La zona de compostaje estará en contacto directo con la tierra y se ubicará en un espacio protegido del viento, del frío y del sol directo.

Conviene tener dos o tres composteros de tamaño adecuado a las dimensiones del jardín. El primer compostero se deja en descomposición mientras el segundo compostero se va rellenando. El tercer compostero se puede utilizar para hacer compost de materiales duros, que tardarán más en descomponerse, como hojas de árboles caducifolios o restos leñosos triturados.

Tipos de compost.

Compost fresco: Es el producto que obtenemos tras varias semanas de fermentación. Se utiliza para realizar un abonado de fondo o intenso, por ejemplo, el abonado que podemos realizar meses antes de iniciar la plantación de un espacio o el abonado de los bancales de huerta que dejemos descansar durante una temporada.

Compost descompuesto: Es el producto que obtenemos tras 2-4 meses de fermentación. Se utiliza en primavera o durante la época de crecimiento en plantas que admiten bien la materia orgánica, siendo de rápida absorción.

Compost maduro o Mantillo: Es el producto que obtenemos tras 1-2 años de fermentación. Se utiliza para abonar plantas sensibles a la materia orgánica fresca o espacios de siembra, donde el compost fresco o menos descompuesto pudiera resultar demasiado fuerte. El mantillo se puede adquirir en viveros en sacos de distintos volúmenes o incluso en camiones, en el caso de que sea necesario abonar grandes extensiones.

http://www.jardinerosenaccion.es/compost.php

Estiércol

Los excrementos de los animales son una gran fuente de materia orgánica para el suelo aunque para obtener un producto más equilibrado en nutrientes, debemos dejarlo fermentar o madurar varios meses antes de incorporarlo al suelo del jardín. Una vez fermentado no corremos el peligro de que resulte demasiado fuerte para las plantas y además habremos eliminado los restos de herbicidas, fungicidas, hormonas de crecimiento y otros químicos que contiene el estiércol de las granjas no orgánicas.

Estiércol de oveja. Es un estiércol de los más ricos y equilibrados cuando procede de ovejas que pastan por el campo ya que las ovejas comen una amplia variedad de plantas silvestres. Sin embargo, se trata de un estiércol fuerte que es necesario fermentar en montón antes de incorporarlo al jardín. También es bueno para añadirlo al montón de compost o para preparar fertilizante de estiércol líquido.

Podemos obtener estiércol de oveja a través de establos o granjas rurales próximas donde nos lo pueden vender e incluso trasladar hasta nuestro jardín.

Nutrientes del estiércol de oveja: Nitrógeno: 0,8%, Fósforo: 0,5%, Potasio: 0,4% más toda la gama de oligoelementos.

Estiércol de caballo. Es un estiércol suave y pobre en nitrógeno, aunque de fermentación muy rápida, que lo hace muy adecuado para mezclarlo en el montón de compost o con otros tipos de estiércol.

El estiércol de caballo es fácil de conseguir en las ciudades puesto que en clubes hípicos o pequeños establos nos lo pueden vender si se lo solicitamos, aunque antes debemos asegurarnos de que usan camas de paja o turba y no de virutas de madera o serrín, que pueden ser una fuente de enfermedades para las plantas.

Nutrientes del estiércol de caballo: Nitrógeno: 0,6%, Fósforo: 0,6%, Potasio: 0,4% más toda la gama de oligoelementos.
Cantidad recomendada: 9-15Kg por m2.

Estiércol de vaca. Es un estiércol pobre en nitrógeno aunque es muy bueno para tierras húmedas y frías. Para conseguir una fermentación adecuada del estiércol de vaca debemos mezclarlo con paja y proporcionarle muy buena ventilación, ya que su exceso de agua puede perjudicar el proceso de fermentación.

El estiércol de vaca podemos conseguirlo en granjas de pueblos cercanos por un precio bastante económico.

Nutrientes del estiércol de vaca: Nitrógeno: 0,6%, Fósforo: 0,3%, Potasio: 0,4% más toda la gama de oligoelementos.

Cantidad recomendada: 9-15Kg por m2.

Estiércol de gallina. Es un estiércol muy rico en nitrógeno pero es demasiado fuerte para las plantas por lo que debe fermentarse bien y usarse mezclado con otros tipos de estiércol o como complemento en el montón de compost. El estiércol de gallina también contiene mucho calcio por lo que conviene moderar su utilización en suelos calcáreos.

El estiércol de gallina o gallinaza podemos conseguirlo a través de granjeros rurales que tengan gallinas criadas al aire libre. Si se dispone de algo espacio en el jardín, también es posible criar media docena de gallinas que nos proporcionen huevos ecológicos y un abono muy nutritivo para nuestro jardín. El estiércol de gallina de granjas de cría convencional o masiva no es recomendable como abono dado que el suelo de estas granjas suele cubrirse con virutas de madera o serrín, que pueden ser una fuente de enfermedades para las plantas. Además, las gallinas ponedoras o los pollos de engorde reciben grandes cantidades de antibioticos, hormonas de engorde y otros químicos contaminantes.

Nutrientes del estiércol de gallina fermentado: Nitrógeno: 4%, Fósforo: 4%, Potasio: 1,5% más toda la gama de oligoelementos.
Cantidad recomendada de estiércol de gallina fermentado: 20-30g por m2.

Estiércol de cerdo. Es un estiércol con alto contenido de nutrientes aunque poco valorado hoy en día debido a la actual cría intensiva de cerdos y el abuso de antibióticos, hormonas de engorde y otros químicos contaminantes.

Obtener estiércol de cerdo de pequeños establos rurales que utilicen sistemas de cría tradicional y sin contaminantes resulta complicado.

Nutrientes del estiércol de cerdo: Nitrógeno: 0,6%, Fósforo: 0,4%, Potasio: 0,6% más toda la gama de oligoelementos.
Cantidad recomendada de estiércol de cerdo: 9-15 kg por m2.

Otros estiércoles

Estiércol de cabra: Es un estiércol fuerte y rico en nutrientes, que suele llevar grandes cantidades de pelo de cabra, enriqueciéndolo más aún en nitrógeno.

Estiércol de conejo: Es un estiércol ácido, muy fuerte y rico en nutrientes, similar al estiércol de gallina. Se debe fermentar bien antes de incorporarlo al suelo del jardín e incluso añadir algo de cal en polvo para neutralizar su acidez. El estiércol de conejo es un alimento muy bueno para las lombrices del compost.

Estiércol de palomas y pájaros: Es un estiércol muy fuerte, aún más concentrado que el estiércol de gallina, de forma que debe emplearse con moderación, bien fermentado y preferiblemente mezclado en el montón de compost. En los centros de jardinería podemos adquirir guano, un abono de excrementos de aves marinas.

Mulching o acolchado

La técnica de acolchado consiste en cubrir el suelo del jardín con materiales orgánicos que además de protejerlo, le aporten nutrientes a medida que se van descomponiendo.

Es recomendable mantener acolchado el suelo del jardín durante todo invierno, desde antes de la llegada del frío hasta el final del período de heladas. Cuando llegue el calor fuerte, conviene volver a acolchar el suelo y mantener el acolchado hasta finales de Agosto o hasta que baje la intensidad del calor y el sol estival. De esta forma el mulching aporta nutrientes al descomponerse y protege al suelo del frío, del calor y de la pérdida de humedad por evaporación.
Existen numerosos materiales orgánicos adecuados para realizar el acolchado del suelo del jardín: Hojas de árboles caducifolios, cortezas de pino, algas, consuelda, virutas de los restos de poda, paja, pinaza u hojas de pino…
http://www.jardinerosenaccion.es/mulching-acolchado.php

Jardín Mediterráneo

Es un jardín cálido y seco basado en la vegetación predominante en todo el área mediterránea, resistente a la sequía y de fácil mantenimiento. El jardín mediterráneo está diseñado para ser utilizado protegiéndose del calor en sus frescas sombras y disfrutando de sus olorosas plantas aromáticas.

Jardin de estilo mediterraneo

Los elementos clave en un jardín mediterráneo son:

Árboles mediterráneos que generen sombra. Principalmente el pino piñonero o el pino silvestre, ambos de copa globosa. Como complemento al pino se pueden plantar árboles o arbustos como encinasalcornoqueslaureldurilloadelfas..

Árboles frutales mediterráneos. El olivo, el naranjo, el madroño o el granadoaportarán al jardín una clara esencia mediterránea.

Espacios de rocalla con plantas aromáticas. Los espacios de rocalla con arena, piedras y plantas aromáticas como jararomerolavanda o tomillo, cubrirán las zonas de espacio libre aportando al jardín mediterráneo su olor y textura característicos.

Color blanco en los elementos estructurales. Se utiliza el color blanco en paredes, muros y otras grandes estructuras para generar sensación de luz y frescor al jardín.

Colores alegres e intensos en los detalles. En este estilo de jardines es habitual el uso de plantas con flores de colores intensos, como la adelfa, así como de elementos decorativos coloridos; tiestos de cerámica o terracota de los más variados colores, pavimentos de cerámica con mosaicos y dibujos atractivos, tejas para los tejados de la casa y otras estructuras… Todos estos elementos aportan fuerza, pasión y viveza al jardín mediterráneo.

http://www.jardinerosenaccion.es/jardin-mediterraneo.php

Guía de Plantas: 

http://www.jardinerosenaccion.es/index.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: