Huertas urbanas: Parques comestibles. Denver, Colorado – EE.UU. de Na.

Parques comestibles

La ciudad estadounidense de Denver cambias las flores de los espacios públicos por el cultivo de verduras, que luego recolecta y dona a los sin techo

SANDRO POZZI – Nueva York – 10/06/2011

La agricultura urbana es un fenómeno en auge en las grandes ciudades de Estados Unidos. Basta con echar un vistazo a los vecinos que empiezan a cultivar en las azoteas de edificios en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Dana Miller tuvo otra idea: convertir los parques públicos en huertos, y que los productos que da ese suelo público sirvan para alimentar a los pobres.

El ayuntamiento les facilita el agua para el riego, y las plantas y semillas son donadas

Buena parte de estos alimentos van a mujeres y niños, que representan las dos terceras partes de las personas en dificultad

“Hay mucha gente que acude a los bancos de alimentos, porque atraviesan por una situación difícil”, explica. Miller vive en Denver (Colorado). Y su iniciativa es pionera en el país de la abundancia. Lo que hace la organización que dirige, Grow Local Colorado, es cambiar las flores por vegetales. El alcalde de la ciudad está con ellos, porque además de un buen proyecto le ahorra dinero.

Mantener las flores de los parques públicos le cuesta al contribuyente un dinero que no abunda, explican desde el consistorio. La iniciativa empezó a echar raíces hace dos años, como respuesta a problemas globales como el cambio climático, la crisis económica y la explotación de los recursos. “Son retos a gran escala, así que pensamos afrontarlos desde lo local”, indica Miller.

El primer jardín que se utilizó para cambiar las flores por verduras fue el del Capitolio, donde está la sede del Parlamento de Colorado. En 2010 lo ampliaron a cinco, y consiguieron producir y donar el equivalente a 225 kilos en alimentos. Para cuando acabe esta temporada, esperan triplicarlo. Son los vecinos y voluntarios los que se encargan de cuidar los huertos.

Y para no tener que depender tampoco de las cuatro ruedas ni de la gasolina, todos los vegetales se donan a centros benéficos o iglesias en los barrios. “Así no hay que coger el coche ni una furgoneta. Todo a una distancia que se pueda ir en bicicleta. Más local que eso…”, comenta Miller. Su manera de marcar la diferencia está atrayendo a otras ciudades, a las que están asesorando.

La ciudad de Denver contaba con más de 11.000 personas sin techo el año en el que se lanzó esta iniciativa. Buena parte de estos alimentos van a mujeres y niños, un colectivo que representa las dos terceras partes de las personas en dificultad. Junto a Grow Local Colorado participan otras cinco organizaciones. La ciudad les facilita el agua para el riego. Las plantas y semillas son donadas.

¿Y nadie les roba los tomates o el basílico que cultivan? Siempre hay voluntarios pendientes y también participa el personal encargado de vigilar los parques públicos. Miller admite pueden desaparecer algunos, pero su mensaje a los conciudadanos es claro: si lo coges no podremos donarlo a quien lo necesita. Es la otra forma de apoyar su causa.

Un huerto para los más necesitados

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Parques/comestibles/elpepusoc/20110610elpepusoc_5/Tes

 

Leer más en: http://www.growlocalcolorado.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: